Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En la actualidad, hablamos de la importancia de las experiencias en el consumidor, de cómo los sentidos y las emociones han conseguido transformar la relación en entre éste y la marca. Lo mismo pasa en los eventos y para ello, recurrimos a herramientas que proporcionen a los asistentes gratas experiencias.

El humor genera una conexión emocional positiva, un recuerdo satisfactorio, es energizante y estimulante, facilita la predisposición cognitiva, de inhibe, crea un sentimiento de complicidad y de conexión con los demás… es, quizás más que cualquier otro elemento del evento, un valiosísimo componente de comunicación.

Con la utilización del humor en los eventos, no solo hablamos de divertir, sino de contribuir a que los mensajes se refuercen y lleguen correctamente generando una conexión emocional con la audiencia.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de utilizar el humor en los eventos?

La originalidad: Hay que sorprender a los asistentes, por lo que es importante no repetirse y disponer de un repertorio variado.

El respeto: Siempre hay que hacer reír desde el respeto y sin tener que recurrir a reírse de nadie.

La cercanía: los asistentes a un evento quieren proximidad, pasar un buen rato saliéndose de la rigidez de las relaciones en el ambiente laboral. De esta manera, el humor en los eventos, ayuda a relajar la tensión y acercar a las personas.

Las técnicas que se utilizan para introducir el humor en los eventos pueden ir desde originales presentaciones, con la introducción de elementos musicales que fomenten la participación e interacción de los invitados, o con la figura del monologuista. Si este profesional del humor actúa de maestro de ceremonias, el clima distendido está asegurado. Con una puesta en escena adecuada, será la persona encargada de poner en marcha el espectáculo y dominar en todo momento la escena.

En los eventos corporativos la utilización del humor supone sorprender a los asistentes, reír y mantener una actitud positiva no solo aumenta nuestra calidad de vida, sino que también mejora los resultados. Con la risa se liberan tensiones, hay una reducción de hormonas unidas al estrés y una mayor producción de hormonas relacionadas con la felicidad, las llamadas endorfinas.

Formatos como el de las Noches del Club de la Comedia son todo un éxito y un ejemplo de espectáculo volcado en el humor, en el que profesionales y actores invitados se enfrentan al público en directo con un monólogo de entre 8 y 10 minutos de duración. Los asistentes presencian de esta forma, una irónica visión de situaciones de la vida cotidiana con las que cualquier persona puede identificarse y ante las que sacar la nota humorística.